Archivo de la etiqueta: sudadera

Paseo por la playa

Lo estábamos deseando, ya es hora de ir desprendiéndonos de los pantalones largos, y estrenar bermudas para nuestros días más casuales. Un paseo por la playa o algún plan en la ciudad será el momento perfecto para dejar que el sol vaya bronceando tus piernas después de un largo invierno. ¿Colores que nunca fallan? El azul marino o el blanco, colores estrella del look navy, que combinan con todo consiguiendo un aire deportivo y joven. ¿Te atreves a combinar blanco con rosa? El resultado salta a la vista.

Casual urbano

Con un aire sport e informal, las sudaderas son prendas aptas para múltiples situaciones, e ideales para estos días en los que ya nos van sobrando las prendas de abrigo. ¿Cómo combinas tu sudadera favorita? Te propongo un look que no te fallará para tu días más casuales. Sudadera azul marino lisa (conjunta con todo, y te cansará menos que una con grandes letras estampadas), camisa azul, y pantalones chinos color camel. Conseguirás un look deportivo, urbanita y joven. Y tú, ¿ya tienes tu sudadera para esta primavera?

Sudaderas de septiembre

Cómoda, informal y apta para múltiples situaciones. Las sudaderas se han ganado su sitio entre las prendas de moda y cada temporada van subiendo entre las marcas del momento. Si el estilo deportivo está de actualidad, las sudaderas llevan la delantera al resto. ¿Cómo combinas tu sudadera favorita? Te propongo tres looks para coger ideas para tus días de septiembre. Sudadera gris, camiseta estampada y pantalones cargo de estilo safari. Conseguirás un look deportivo y underground. Sudadera básica de un color neutro, sin cremallera ni capucha, sobre camisa oxford y pantalones chinos. Para un look urbanita y joven. Y por último, sudadera con capucha y cremallera, con una camisa blanca de algodón y tus vaqueros preferidos. Comodidad y estilo en tus días más relajados. Y tú, ¿ya tienes tu sudadera para este mes?

Periódico: Las Provicias

Fotografía: Fernando Ruiz

Tu sudadera favorita

Cómoda, informal y apta para múltiples situaciones. Las sudaderas se han ganado su sitio entre las prendas de moda y cada temporada van subiendo entre las marcas del momento. Si el estilo deportivo está de actualidad, las sudaderas llevan la delantera al resto.

¿Cómo combinas tu sudadera favorita? Te propongo tres looks para coger ideas. Sudadera gris, camiseta estampada y pantalones cargo de estilo safari. Conseguirás un look deportivo y underground. Sudadera básica de un color neutro, sin cremallera ni capucha, sobre camisa oxford y pantalones chinos. Para un look urbanita y joven. Y por último, como en el outfit que hoy os muestro, sudadera con capucha y cremallera, con una camiseta de algodón y tus vaqueros preferidos. Comodidad y estilo en tus días más relajados. Y tú, ¿ya tienes tu sudadera para este otoño?

Chubasquero largo y sudadera

Cada vez son más los blogueros y demás celebridades los que se atreven a llevar en su día a día sudaderas y chubasqueros largos. No creo que sea una moda para todos, porque no creo que nos miraran con buenos ojos llegando a la oficina con estas pintas, pero fuera de eso, ¿te atreves a llevar este tipo de prenda que tanto se está poniendo de moda?

El dilema está en el aire. Comentar que no es una tendencia apta para bajitos. Lo siento mucho por los que midan de metro sesenta y cinco para abajo, pero esto es tan poco aconsejable para vosotros como llevar gabardina. Yo estoy al límite, creedme. Pero aunque midas mucho más, no sé yo si el punto chandalero que te dan estas prendas es demasiado, aunque sea para el día a día. ¿Qué piensas tú? La propuesta no es muy variada.

Casi todas las sudaderas o chubasqueros largos son en tonos neutros y con formas rectas y arquitectónicas que dan un aire moderno y futurista. Los colores azulados, grises y plateados terminan de dar ese toque estelar del que os hablaba. Aunque, si no os termina de convencer y preferís la parte más comercial de la tendencia, puedes optar por el sempiterno estampado de camuflaje. Pero claro, quizá la tendencia no me termine de convencer por culpa de un joven cantante canadiense que seguro que tienes en mente desde que has comenzado a leer este artículo y que no es precisamente la panacea del buen gusto y del saber vestir… Aunque del otro lado están instagramers seguidos por miles de personas, que la llevan de una forma muy digna.

En conclusión, ¿aceptamos la tendencia o la dejamos pasar? ¿Tú que opinas?

Construye tu look preppy

Si esta primavera existe un look de rabiosa actualidad, ese sin duda es el estilo preppy. Cada vez son más las colecciones que rezuman su estilo y lo hacen suyo ya sea en outfits completos o como parte de él, o bien en los accesorios y los colores, cortes y estampados que los caracterizan. Aunque preppy es la forma más glamourosa de llamarlo, podría definirse también como el look pijo norteamericano, ya que proviene de los estudiantes de las universidades de élite americanas.

Este estilo tuvo su auge enorme a finales de los 70 y principio de los 80, y actualmente existe tanto puro como adaptado a otros estilos como es el rapero-preppy, indie-preppy o skater-preppy. Las claves son un estilo depurado, limpio, vivo y con colores, y sobre todo a medio camino entre lo elegante, lo clásico y lo sofisticado. Las prendas clave para ello son varias: los blazers por lo general son las prendas estrella de la colección. Son prendas versátiles, con muchas opciones, que combinan tanto en pantalón largo como en bermudas y que además de vestir dan cuerpo y consistencia al outfit. El punto ayuda en muchas ocasiones a ello y, aprovechando el sempiterno estilo navy veraniego, los introducen en colores azules para poder combinarlos con camisetas a rayas o polos de piqué de estilo marinero, o camisas oxford en color blanco que realcen los colores y las formas. Por último y quizás más importante, hay que recalcar que el estilo preppy no se reduce únicamente a combinar tonos azules (marinos o celestes) con blancos y beiges. Se trata de una combinación que de antemano sabemos que queda bien, viste, realza y además aporta frescura, pero lo más divertido (aunque arriesgado) es atrevernos con nuevas tonalidades y combinaciones con los que conseguir un estilo propio. Para ello, los amarillos canarios, verdes flúor, o incluso los rojos vivos, como el del pantalón que llevo hoy, pueden ser buenos aliados en nuestro objetivo.